Los 400 años del Castillo de Versalles

Los 400 años del Castillo de Versalles

El Castillo de Versalles, el sueño de un rey. Una oda a la imaginación y a la fantasía, que abrazan al unísono, el talento del hombre y la riqueza de la naturaleza. Una historia de amor que se ha convertido en un mito.

Una residencia de recreación que se transformó con el tiempo en un centro de poder  de diplomacia. Un lugar a la vanguardia de las artes y de las ciencias. Una belleza arquitectural en su concepción, una majestuosidad en su decoración interior y en el
diseño de sus jardines.
El Castillo de Versalles, el más grande de Francia y del mundo, se encuentra situado en el departamento denominado Yvelines, en la región Île de France, al oeste de la ciudad de París. Se extiende sobre una superficie de 63,200 m2 y alberga 2,300 salas. El parque
que cuenta con 815 hectáreas (8,000 antes de la Revolución Francesa), destina 93 a sus suntuosos jardines.
El término Versalles, que data del siglo XI, designa originalmente las tierras aradas (volteadas). Un versailles, en francés antiguo, es una tierra roturada.

Su estilo arquitectónico es el barroco francés, conocido también clasicismo francés.

SU HISTORIA A TRAVÉS DEL TIEMPO

LOUIS XIII Y LOS ORÍGENES DE VERSALLES 1607 - 1643

El joven Delfín Louis XIII, hijo de Henri IV, viene por primera vez al Bosque de Versailles, el 24 de agosto de 1607, para ejercitarse a la caza. Más tarde, en su calidad de rey, decide construir en 1623 un pequeño pabellón de caza, el cual puede habitar desde junio de
1624. Posteriormente, lanza su reconstrucción en 1631 y adquiere una parte del dominio propiedad del Señorío de Versalles, dando origen al monumento que se conoce hoy en dia.

El REINADO DE LOUIS XIV 1643 - 1715

El rey Louis XIV, hijo del rey Louis XIII, muestra desde joven una exaltante pasión por el Castillo de Versailles. Retorna regularmente, en compañía de su hermano, su mamá Anne d’Autriche y el Cardenal Mazarin, para practicar la caza.

Como resultado de ello, lleva a cabo vastos proyectos de renovación del castillo de 1661 hasta 1715. El pabellón de caza se transforma en una residencia de recreo, animada de grandes entretenimientos en sus jardines (en particular los de 1664, 1668 y 1674), y a partir de 1682, se convierte en la residencia principal de la corte y del gobierno.

Louis XIV, conocido como el Rey Sol, enamorado del aire libre y de los grandes espacios, convierte al Castillo de Versalles en un expresión de su poder y fuerza, puesto que considera que la gloria no se adquiere solamente a través de la guerra, sino también con
la construcción de grandes monumentos.

EL REINADO DE LOUIS XV 1715 - 1774

A la muerte del rey Louis XIV, en septiembre de 1715, la corte abandona Versailles para instalarse en Vincennes, y un poco después en diciembre, en París.

El dirigente del castillo, por su parte, mantiene el espectáculo de las Grandes Aguas cada quince días, el cual atrae visitantes regularmente. Entre ellos, Pierre le Grand, que asiste en dos ocasiones entre mayo y junio de 1717.

Fue hasta el 15 de junio de 1722, que el rey Louis XV decide regresar a Versalles, con la intención de terminar los proyectos de construcción comenzados por su bisabuelo, así como con el deseo de contar con un espacio más íntimo y retirado para continuar con su educación. Su timidez lo lleva a multiplicar los pequeños gabinetes en los que se siente más a gusto que en los espacios públicos de Louis XIV.

Durante su reinado, el castillo es objeto de grandes transformaciones interiores y exteriores, como por ejemplo, la renovación de sus aposentos, la desaparición de la Escalera de los Embajadores y la construcción del Gran Teatro (actualmente la Ópera Real), que fue proyectada por Louis XIV.

Sin embargo, Louis XV, no reside de manera permanente en el Castillo de Versalles, ya que aprecia pasar temporadas en residencias periféricas instaladas en Choisy, la Muette, Saint-Hubert y Bellevue, además de los lugares habituales como Fontainebleau, Marly y Compiègne.

No obstante, es en Versalles, en donde Louis XV es víctima del Atentado de Damiens en 1757 y en donde Mozart interpretó sus primeras composiciones, siendo todavía un niño prodigio.

Cuando Louis XV resiente los primeros síntomas de la viruela en el Trianon, es trasladado inmediatamente al Castillo de Versalles, donde finalmente muere el 10 de mayo de 1774.

EL REINADO DE LOUIS XVI 1774 - 1793

Louis XVI, nieto de Louis XV, es proclamado rey a los casi 20 años de edad. Su boda con la archiduquesa de Austria Marie-Antoinette, se lleva a cabo en la Ópera Real, en 1770.

Dicho soberano pasa la mayor parte del tiempo en Versailles y lleva a cabo varias modificaciones dentro de sus gabinetes, donde consagra su tiempo al estudio de diferentes ciencias que le interesan en particular. De igual forma, atraído por la política
internacional, participa de manera importante en la independencia de los Estados Unidos.

En 1774, ofrece a su esposa Marie-Antoinette el dominio del Petit Trianon, construido por Louis XV para la Señora Pompadour e inaugurado por la Señora Du Barry.

Las fiestas y espectáculos continuan en Versalles, aún y cuando los cortesanos pasan la mayor parte de su tiempo en París. Dentro de los eventos importantes, se encuentra el primer vuelo en globo aerostático.

La imagen de los soberanos se ve rápidamente degradada en virtud de las políticas fiscales instauradas, así como de los enormes gastos efectuados por Marie-Antoinette. La reina se ve vinculada al llamado Caso del Collar de la Reina en 1785, en el que ella no tenía nada que ver.

Finalmente, poco conscientes de la situación social y económica, y de los acontecimientos que tuvieron lugar el 5 y 6 de octubre de 1789, se ven obligados de quitar Versalles definitivamente para instalarse en París.

LA REVOLUCIÓN 1789 - 1803

Versalles no sufre saqueos ni daños mayores durante el período revolucionario. La época, en cambio, destruye el símbolo por excelencia del sistema monárquico.

Después de la partida de la familia real de Versalles, el 6 de octubre de 1789, para instalarse en el Palacio de Tuileries, diferentes trabajos de restauración se llevaron a cabo, por el Servicio de Monumentos del Rey, como el de las pinturas del techo de la Galería de los Espejos.

Con la caída de la monarquía en agosto de 1792, la Convención declara que, a partir de ese momento, el mantenimiento de las antiguas residencias reales era responsabilidad de la Nación y que su utilización sería afectada provisionalmente a diferentes usos, como por ejemplo, la manufactura de armas de Versalles.

Con la creación del Museo del Louvre, la colección de pinturas y esculturas, propiedad de la Corona, así como las piezas de decoración de los grandes aposentos del Castillo de Versalles, le son atribuidas. Solamente las esculturas situadas en sus jardines no
forman parte de esta decisión.

Por otro lado, la Ley del 10 de junio de 1793, decreta la alineación de todo el mobiliario de los castillos que constituyen propiedad de la menarquia, a la excepción de los monumentos de arte y de ciencias. Todos los muebles son vendidos durante casi un año, no menos de 17,182 lotes son adquiridos por comerciantes parisinos y ciudadanos.

Finalmente, la Comedia Francesa toma posesión del antiguo teatro de Marie-Antoinette.

EL SIGLO XIX

Napoléon decide no vivir en el Castillo de Versalles, ya que prefiere en su lugar, la discreción del Trianon.

Con la accesión del rey Louis-Philipe en 1830, como rey de los franceses, el Castillo de Versalles se ve beneficiado de una nueva imagen. Sensible a la historia, crea un museo dedicado a todas las glorias de Francia.

Posteriormente, Napoléon III utiliza Versalles como una residencia para la celebración de fiestas y como un lugar emblemático reflejo de su poder.

Entre los eventos importantes que se llevan a cabo en el Castillo de Versalles, se encuentra la Proclamación del Imperio Alemán en 1871, el nacimiento de la Tercera República, en donde el Parlamento se refugia después de los eventos de La Comuna, entre 1873 y 1954, y quince elecciones presidenciales que serán votadas por el Parlamento en el Congreso.

EL SIGLO XX

Durante la Primera Guerra Mundial el Castillo de Versalles se ve forzado a cerrar sus puertas y a proteger sus obras. No es invadido, y sus habitantes continuan su vida, al igual que las actividades del museo, que recibe unos cuantos visitantes.

El Castillo de Versalles es designado como el lugar de firma del Tratado de Paz de 1919 en la Galería de los Espejos, como una forma de sanar la humillación de la Proclamación del Imperio Alemán, que fue realizada en ese mismo lugar.

En 1924, John D. Rockefeller Jr., propone al gobierno francés una importante ayuda financiera con la finalidad de restaurar su patrimonio nacional en Reims, Versalles y Fontainebleau.

De igual forma, Pierre de Nolhac, así como los conservadores del Castillo de Versalles que lo suceden, se aplican a recuperar su mobiliario, dispersado durante las grandes ventas revolucionarias.

Dentro de las visitas diplomáticas importantes al Castillo de Versalles, se encuentran las efectuadas por John F. Kennedy, Boris Eltsine, Elizabeth II y Jimmy Carter. Por su parte, François Mitterrand solicita que éste sea la sede de La Cumbre del G7, en 1982.

Actualmente, se llevan a cabo exposiciones, visitas comentadas y espectáculos. Artistas contemporáneos como Jeff Koons, Olafur Eliasson, Anish Kapoor y Lee Ufan, invitan al espectador, desde hace más de diez años, a dirigir una mirada diferente al Castillo de
Versalles.

ANIVERSARIO DE LOS 400 AÑOS DEL CASTILLO DE VERSALLES 1623 - 2023

Con el objeto de celebrar este importante aniversario, el museo restaura actualmente la Galería de la Historia del Castillo, que abrirá sus puertas en el mes de septiembre próximo. Al lado de los numerosos objetos y obras de arte, un dispositivo digital permitirá a los visitantes conocer toda la historia, las transformaciones y el esplendor de un Versalles de antaño.

Comparte la publicación:

Artículos Relacionados

Visita Janshuismolen en Brujas

El molino Sint-Janshuis es el único molino visitable de los que adornan las murallas de Brujas desde finales del siglo XIII. Ha conservado su ubicación original y continúa moliendo grano.

Leer más

Etretat Que Ver Y Visitar

¿Cómo visitar Etretat y conservar recuerdos increíbles de este descubrimiento? Visitar Etretat durante un fin de semana en Normandía significa, ante todo, visitar los majestuosos acantilados de Etretat.

Leer más

Deja un comentario

¡https://viviryemprenderenfrancia.com!
Scroll al inicio
¿Necesitas Ayuda...?